Políticas antisoborno. FCPA, UK ANTI BRIBERY, ISO 37001

Los delitos como el soborno, la corrupción, el cohecho, y demás acciones similares, son un riesgo generalizado cuyo impacto, tanto para las organizaciones como para la sociedad en general, no puede ni debe pasar inadvertido.

La corrupción es perseguida y sancionada de forma generalizada. Tanto la Comunidad Internacional, legisladores, Organizaciones Internacionales de buenas praxis y la sociedad en su conjunto alzan su voz al unísono bajo el lema de tolerancia cero a la corrupción, y ante la comisión de estos delitos, que sean aplicadas las sanciones necesarias

El riesgo cero en este ámbito no existe y ninguna organización está libre al cien por cien de ser impactada por él, por lo que es muy recomendable contar con algún tipo de medida preventiva. Algunas de las mejores prácticas se recogen en las siguientes leyes de ámbito internacional que fueron pioneras en atajar la corrupción:



Los antecedentes internacionales más notorios son la Foreign Corrupt Practices Act, FCPA, 1977, de EEUU. Primera norma que sanciona la corrupción dentro y fuera de sus fronteras. Esta ley exige que, sobre todo, las grandes compañías cuenten con un tenaz sistema de control interno y políticas de cumplimiento normativo que eviten conductas de este tipo. El no cumplimiento de estas exigencias conlleva severas sanciones.

En 2002 el Congreso de los EEUU publica la Ley Sarbanés Oxley (SOX) cuyo fin es la de proteger a los inversores exigiendo a las empresas veracidad y exactitud en los informes publicados por las empresas. Su finalidad es evitar fraudes y riesgo de ruina..

En 2010 Reino Unido publica la Bribery Act, también de aplicación extraterritorial que abunda en la exigencia de reforzar los controles y políticas antisoborno y promoción de una cultura ética en los negocios y mayor responsabilidad y transparencia en la información. La comisión de delito de corrupción también lleva graves sanciones para las empresas y prohibición de operar un su mercado.

Las tres leyes anteriormente descritas, además de exigir el cumplimiento ético a las empresas, obliga a estas a contar con políticas o programas antisoborno, para poder operar, y estás a su vez exigen a proveedores, socios de negocios y terceras partes que tengan relación con sus actividades, bien que cuenten con políticas antisoborno o se adhieran a sus políticas para poder contratar con ellas.

En España contamos con la reforma del Código Penal , 2010 y posteriormente con la introducción del artículo 31 bis , en el 2015 y la Circular 1/2016 de la Fiscalía General del Estado . Reformas en las que se insta a las empresas a perseguir la corrupción en todas sus formas y poner controles y medidas preventivas que eviten riesgos penales al incurrir en Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas y sus consecuencias. Y a apostar por el desarrollo de una cultura ética y de cumplimiento que las haga mejores como empresas responsables, más competitivas, incrementen su posición socioeconómica y su reputación las preceda dentro y fuera de las fronteras.

Recientemente, en octubre de 2016, la Organización Internacional de Normalización, ISO, publico la Norma ISO 37001 Sistema de Gestión Antisoborno para las empresas. Da directrices de cómo prevenir la corrupción y el soborno desde una perspectiva interna y otra externa. Es certificable

Desde RESÉTICA CONSULTORES ofrecemos asesoramiento para la definición e implementación de políticas antisoborno adecuadas a su contexto, actividad y lugares en los que operan, basadas en las mejores leyes y referencias como FCPA, SOX, UK Bribery Act o ISO 37001.