¿Qué me cabe esperar?

  • Una conciencia tranquila y el control de su propio negocio.
  • Consolidación como empresa evitando riesgos económicos, penales y reputacionales, fraude y corrupción.
  • Retorno de la inversión inicial: invertir en Cultura Ética y de Cumplimiento reduce costes y genera beneficios tangibles e intangibles.
  • Reconocimiento interno y externo de los valores y principios de la organización en alineación con las expectativas de una sociedad justa.
  • Generar confianza en los grupos de interés y en la sociedad.
  • Mejora de la reputación.
  • Influir en la percepción por la sociedad de la imagen de la empresa como una empresa buena que genera beneficios para todos.
  • Crear marca con valor.
  • Alcanzar la sostenibilidad.
  • La satisfacción de hacer las cosas bien por deber y convicción.
  • Contribuir a la evolución y al desarrollo de sociedades sanas y felices.